Mejora la digestión de las proteínas con bromelina

0
202

Mejora la digestión de las proteínas con bromelina: Si después de alimentarte sientes el estómago pesado y el abdomen hinchado es posible que no estés realizando adecuadamente la digestión. En el siguiente artículo te hablamos de la bromelina, una sustancia natural muy efectiva para digerir mejor las proteínas.

Cuando las proteínas son difíciles de digerir

¿Sabías que la digestión de los alimentos puede oscilar entre 2 y 10 horas? Obviamente no todos los alimentos causan el mismo efecto e igualmente hay que tener en cuenta las características individuales de cada persona y el estado de salud de cada sistema digestivo.

Lo que sí sabrás seguramente es que las proteínas   son un macronutriente imprescindible para mantener todas las estructuras de nuestro cuerpo, y también para hacerlas crecer, no obstante, algunas proteínas resultan más difíciles de digerir que otras.

Estamos haciendo referencia a los siguientes alimentos proteicos, que como verás pueden ser de origen animal o vegetal: huevo de gallina, leche y derivados lácteos, legumbres, carne roja y pescado en conserva.

Es posible que después de ingerir algunos de estos alimentos notes los síntomas típicos de una mala digestión: pesadez, acidez, hinchazón abdominal, náuseas y flatulencias.

¿Qué es la bromelina?

La digestión de los alimentos proteicos que hemos mencionado puede aliviarse gracias a la bromelina, lo que en consecuencia también nos ahorrará que tengamos que sufrir los molestos síntomas de las digestiones lentas.

La bromelina es una sustancia que se encuentra de forma natural en la piña, concretamente es una enzima proteolítica, es decir, capaz de acortar las proteínas durante la digestión para que puedan ser asimiladas adecuadamente.

En este sentido, podemos afirmar que actúa de forma muy similar a las propias enzimas digestivas que ya poseemos específicamente para la asimilación de las proteínas.

La bromelina le facilita el trabajo tanto al estómago como al páncreas, en consecuencia mejora el proceso digestivo, no obstante, sus efectos beneficiosos van más allá y resulta una sustancia natural muy adecuada para aliviar los síntomas de numerosas enfermedades gastro- intestinales.

¿Cómo consumir la bromelina?

La forma más natural y sabrosa de consumir la bromelina es tomando piña fresca al final de las comidas, es muy importante que se trate de fruta fresca, ya que la piña envasada ha sido sometida a un tratamiento término en el que se habrá destruido gran parte de la bromelina.

Otro aspecto importante es que se debe comer el corazón de la piña o la parte céntrica más dura, ya que es aquí donde vamos a encontrar una mayor concentración de esta enzima proteolítica.

Bromelina en forma de complemento nutricional

En aquellos casos en los que las digestiones pesadas se den de forma frecuente puede ser necesario tomar la bromelina en forma de complemento nutricional, aunque en este caso, nada mejor que dejarse asesorar previamente por un profesional de la salud.

La recomendación estándar en la toma de un complemento nutricional de bromelina son 3 cápsulas diarias de 500 miligramos cada una, aunque en cada producto podemos encontrar concentraciones diferentes y siempre conviene no exceder nunca la dosis máxima recomendada.

¿Sientes que tu estómago te pesa? Mejora la digestión de las proteínas con bromelina y siéntete completamente activo durante todo el día.