Todo sobre las proteínas

0
121

Todo sobre las proteínas

Las Proteínas son nutrientes esenciales sin las cuales no podríamos vivir. Son la pieza clave que da cohesión a nuestra estructura corporal aunque su importancia fisiológica, como veremos, abarca un abanico mucho más amplio.

Las proteínas las encontramos repartidas por todo nuestro cuerpo. Con mayor concentración en el tejido muscular, pero también están presentes en todos los órganos y en el torrente sanguíneo.

Las proteínas están compuestas principalmente por aminoácidos, responsables de la creación de las moléculas nitrogenadas. Losaminoácidos están unidos por un tipo de enlaces conocidos como enlaces peptídicos.

¿Cómo procesamos las proteínas?

Las proteínas se sintetizan a través del proceso digestivo.

La digestión de proteínas

La digestión de las proteínas comienza en el estómago. Ingerimos alimentos que las contienen y nuestro estómago (gracias a las enzimas y los ácidos que producimos) va descomponiendo los alimentos y dividendo la cadena de aminoácidos presentes en las proteínas en cadenas más cortas llamadas péptidos.

Los péptidos viajan al intestino delgado donde se descomponen aún más hasta convertirse en aminoácidos individuales, que pasan a ser absorbidos por las paredes de tu intestino delgado.

Desde las paredes del intestino pasan ya al torrente sanguíneo, y, una vez en la sangre, viajan por el cuerpo realizando las funciones vitales que nos son tan beneficiosas.

¿De dónde se obtienen las proteínas?

1. Proteínas de la Carne

La principal fuente de proteínas es de origen animal.

En las proteínas animales hay que incluir carne de todo tipo: pescado, marisco, aves y caza. Se denominan proteínas de alta calidad ya que contienen todos los aminoácidos esenciales.

Los aminoácidos esenciales son aquellos que el propio organismo no puede sintetizar por sí mismo y necesita tomarlos de los alimentos. En total son 9.

Algunos de los alimentos con todos los aminoácidos esenciales son: la carne, los huevos, los lácteos y algunos vegetales como la espelta, la soja y la quinoa.

Sobre este tema conviene decir que las carnes más saludables serían las blancas (aves, conejo…) y las de pescado (especialmente el azul). Las carnes rojas deben comerse con moderación. Con respecto a las carnes procesadas (hamburguesas carne precocinada etc) hay que evitarlas lo más posible.

2. Huevos y los lácteos

Aunque en un porcentaje menor que la carne, son la segunda fuente principal de proteínas de calidad. Especial atención merece la proteína de suero de leche.

A los culturistas y deportistas en general, la proteína de suero de leche les ayuda a desarrollar masa muscular y recuperarse de los entrenamientos.

3. Verduras ricas en Proteína

Podemos encontrar proteína en casi todas la verduras, especialmente en algunas como la soja, aunque en cantidades más bajas y, según algunos estudios, sin que nos aporten todos los aminoácidos necesarios.

En cualquier caso, dentro del mundo vegetal, la mayor cantidad proteica la encontramos en la legumbre y en los frutos secos.

Aquí tienes un PDF con la tabla de proteínas en los alimentos.

¿Beneficios saludables de las proteínas?

Hay proteínas de muchos tipos (son proteínas las enzimas, las hormonas como la insulina, la hemoglobina…) y cada una tiene funciones distintaspero en conjunto podemos decir que actúan en un enorme multitud de procesos sin los cuales es imposible la vida. Tales como:

Conforman la estructura muscular, los tejidos internos, la piel

Colaboran en la mayoría de los procesos químicos que se dan en nuestro cuerpo

Regulan muchos procesos metabólicos

Ayudan a regular procesos vitales como el sueño o el hambre

Transportan hacia la sangre y hacia las células las vitaminas y minerales

Son una barrera de protección contra ataques externos

Las proteínas y las dietas adelgazantes

Cuando nos sometemos a dietas muy restrictivas estamos limitando la entrada en nuestro organismo de los nutrientes necesarios para la obtención de energía.

Esta energía, entonces, se consigue extraiéndola de la grasa en primer lugar (por eso se adelgaza) y de las proteínas que nuestro propio cuerpo produce.en caso de que la dieta sea muy larga y restrictiva.

Cuando se usa la grasa para proporcionar energía al cuerpo se entra en un estado de cetosis. En este proceso se basan muchas dietas modernas.

Mientras la dieta mantenga un sano equilibrio no existe mayor problema y nuestro organismo tiende a encontrar el equilibrio entre la proteína que se ingiere y la que nosotros producimos.

Si no es así, si toda la proteína que consumimos es la que creamos internamente, corremos el riesgo de perder masa muscular ya que es en los músculos donde existe la mayor concentración proteica (en torno a un 40%).

Un efecto físico de dietas que han restringido en exceso la ingesta proteica es la aparición de carne flácida, de piel sin músculo debajo