La Chlorella aumenta el efecto del entrenamiento HIIT

0
118

La Chlorella aumenta el efecto del entrenamiento HIIT

Un estudio con animales desarrollado por científicos deportivos japoneses de la Universidad Ritsumeikan y que fue publicado en la American Journal of Physiology – Regulatory, Integrative and Comparative Physiology, sugiere que si los atletas usan unos pocos gramos de Chlorella todos los días, sus entrenamientos HIIT pueden dar como resultado un mayor aumento en la resistencia, independiente de cualquier suplementación.

La gran capacidad antioxidante y de refuerzo inmunológico de la Chlorella no se puede discutir; además es un vegetal con algo más que dar, porque suaviza la piel, es un regenerador de las células y por tanto estimula los tejidos y el crecimiento muscular. Todo esto se suma a su propiedad para inducir el consumo máximo de oxígeno y promover el adelgazamiento.

Cómo funciona la Chlorella para mejorar los entrenamientos HIIT

Para demostrar el poder de la Chlorella en la capacidad del cuerpo de entrenar HIIT, los investigadores dividieron un grupo de ratas en cuatro grupos. Durante las seis semanas que duró el experimento, los investigadores no hicieron nada al primer grupo de ratas (Control); ese fue el grupo de control. Un segundo grupo recibió Chlorella (CH) (si las ratas hubieran sido humanos adultos, habrían usado 3 gramos diariamente).

Los investigadores entrenaron a un tercer grupo de animales de prueba (HIIE) cuatro días a la semana dejando que las ratas naden con un peso unido a su cola; cada sesión consistió en 14 episodios de 20 segundos; entre los juegos, los animales descansaban durante 10 segundos. Los investigadores entrenaron a un cuarto grupo de ratas, a las cuales se les proveyó de Chlorella(HIICH).

Al analizar los datos, al final del período de suplementación, los investigadores hicieron que las ratas realizaran pruebas de natación cortas e intensas hasta el agotamiento. La suplementación con Chlorella aumentó el número de ataques, pero el entrenamiento aumentó aún más este número. Sin embargo, la combinación de entrenamiento y suplementación produjo los mejores resultados.

Después de la prueba, los investigadores midieron la concentración de ácido láctico en la sangre de las ratas; la suplementación con Chlorella y el entrenamiento inhibieron el aumento de esta concentración. Esto es probablemente porque la suplementación y el entrenamiento aumentaron la producción del transportador monocarboxilato 1 y -4 (MCT1) (MCT4) en las fibras musculares rojas, las fibras musculares tipo 1 involucradas en los esfuerzos de resistencia. Los transportadores MCT1 y MCT4 permiten que las células transporten el ácido láctico hacia las células; estos transportadores juegan un papel crucial en la conversión del ácido láctico en glucosa.

Tanto la Chlorella como el entrenamiento también estimularon enzimas de actividad tales como citrato sintasa, citocromo oxidasa, lactato deshidrogenasa y COX. Estas enzimas juegan un papel en el metabolismo del ácido láctico; además, la suplementación y el entrenamiento también aumentaron la actividad de la molécula de señal PGC1-alfa en las células musculares; esta molécula permite que las células produzcan más mitocondrias, que transforman los nutrientes en energía.

Por lo tanto estos hallazgos hacen que la Chlorella se convierta así en un suplemento beneficioso incluso para los atletas entrenados avanzados, así como para los individuos que habitualmente realizan ejercicio físico HIIT y aquellos con trastornos metabólicos, resumieron los investigadores