7 beneficios del Ginseng probados científicamente

0
148
El ginseng tiene propiedades antioxidantes
El ginseng se ha utilizado en la medicina tradicional china durante siglos. Esta planta corta y de crecimiento lento con raíces carnosas se puede clasificar de tres maneras: fresca, blanca o roja. Hay muchos tipos, pero los más populares son el Ginseng americano (Panax quinquefolius) y el Ginseng asiático (Panax ginseng).

El Ginseng americano y asiático varían en su concentración de compuestos activos y efectos en el cuerpo. Se cree que el americano funciona como un agente relajante, mientras que la variedad asiática tiene un efecto estimulante.

Conoce 7 beneficios del Ginseng probados científicamente.

7 beneficios científicamente probados del Ginseng

7 beneficios del Ginseng

1. Es un potente antioxidante que reduce la inflamación

El Ginseng tiene propiedades antioxidantes y antiinflamatorias beneficiosas. Algunos estudios de probeta han demostrado que los extractos de esta planta y los compuestos ginsenósidos podrían inhibir la inflamación y aumentar la capacidad antioxidante en las células.

De hecho, un estudio investigó los efectos 18 atletas jóvenes que tomaron 2 gramos de extracto de Ginseng rojo coreano tres veces al día durante siete días. Se midieron los niveles de ciertos marcadores de inflamación después de realizar una prueba de esfuerzo. Estos niveles fueron significativamente más bajos que en el grupo placebo, con una duración de hasta 72 horas después de la prueba.

En el mismo sentido, un estudio más grande siguió a 71 mujeres posmenopáusicas que tomaron 3 gramos de Ginseng rojo o un placebo diariamente durante 12 semanas. Luego se midieron la actividad antioxidante y los marcadores de estrés oxidativo. Los investigadores concluyeron que el Ginseng rojo puede ayudar a reducir el estrés oxidativo al aumentar las actividades de las enzimas antioxidantes.

El ginseng tiene propiedades antioxidantes

2. Puede beneficiar a la función cerebral

El Ginseng podría ayudar a mejorar las funciones cerebrales, como la memoria, el comportamiento y el estado de ánimo. Algunos estudios en tubos de ensayo y en animales muestran que los componentes del Ginseng, como los ginsenósidos y el compuesto K, podrían proteger al cerebro del daño causado por los radicales libres.

Un estudio examinó cómo las dosis únicas de 200 o 400 mg de Panax ginseng afectaron el rendimiento mental, la fatiga mental y los niveles de azúcar en la sangre en 30 adultos sanos antes y después de una prueba mental de 10 minutos. La dosis de 200 mg, a diferencia de la dosis de 400 mg, fue más efectiva para mejorar el rendimiento mental y la fatiga durante la prueba .

Es posible que el Ginseng haya ayudado a la absorción de azúcar en la sangre por parte de las células, lo que podría haber mejorado el rendimiento y reducido la fatiga mental; sin embargo, no está claro por qué la dosis más baja fue más efectiva que la dosis más alta. Además, otros estudios encontraron efectos positivos en la función y el comportamiento del cerebro en personas con enfermedad de Alzheimer.

El Ginseng mejora la función cerebral

3. Podría mejorar la disfunción eréctil

Una investigación ha demostrado que el Ginseng puede ser un tratamiento útil para la disfunción eréctil (DE) en los hombres. Parece que los compuestos que contiene pueden proteger contra el estrés oxidativo en los vasos sanguíneos y tejidos en el pene y ayudar a restablecer la función normal.

Además, los estudios han demostrado que puede promover la producción de óxido nítrico, un compuesto que mejora la relajación muscular en el pene y aumenta la circulación sanguínea. Sin embargo, se necesitan más estudios para extraer conclusiones definitivas sobre los efectos del ginseng en la disfunción eréctil.

El Ginseng puede mejorar la disfunción eréctil

4. Puede fortalecer el sistema inmunitario

Algunos estudios que exploran los efectos del Ginseng sobre el sistema inmunitario se han centrado en pacientes con cáncer sometidos a cirugía o tratamiento de quimioterapia.

Un estudio siguió a 39 personas con cáncer de estómago después de procedimientos quirúrgicos, tratándolos con 5,400 mg de Ginseng diariamente durante dos años. Curiosamente, estas personas tuvieron mejoras significativas en las funciones inmunes y una menor recurrencia de los síntomas. Otro estudio sugirió que las personas que toman Ginseng podrían tener hasta un 35% más de probabilidades de vivir libres de enfermedades durante cinco años después de una cirugía curativa y hasta un 38% más de supervivencia que aquellos que no la toman.

Aunque estos estudios muestran mejoras en los marcadores del sistema inmune en personas con cáncer, se necesita más investigación para demostrar la eficacia del Ginseng para aumentar la resistencia a las infecciones en personas sanas.

El Ginseng fortalece el sistema inmunitario

5. Puede tener beneficios potenciales contra el cáncer

Esta planta puede ser útil para reducir el riesgo de ciertos cánceres. Se ha demostrado que los ginsenósidos ayudan a reducir la inflamación y brindan protección antioxidante. Esto podría deberse a que los ginsenósidos podrían evitar la producción y crecimiento celular anormal.

Una revisión de varios estudios indicó que las personas que tomaron Ginseng tenían un 16% menos de riesgo de desarrollar cáncer. Además, un estudio observacional sugirió que las personas que toman Ginseng podrían tener menos probabilidades de desarrollar ciertos tipos de cáncer, tales como de labio, boca, esófago, estómago, colon, hígado y pulmón, que aquellos que no lo toman.

El ginseng también puede ayudar a mejorar la salud de los pacientes sometidos a quimioterapia, reducir los efectos secundarios y mejorar el efecto de algunos medicamentos de tratamiento.

El Ginseng tiene beneficios sobre el cáncer

6. Podría bajar el azúcar en la sangre

El Ginseng es beneficioso para el control de la glucemia en personas con y sin diabetes. Se ha demostrado que el Ginseng americano y asiático mejora la función de las células pancreáticas, aumenta la producción de insulina y mejora la absorción de azúcar en la sangre en los tejidos. Además, los estudios demuestran que los extractos de esta planta proporcionan una protección antioxidante que reduce los radicales libres en las células de aquellos con diabetes.

El Ginseng tiene beneficios en las personas con diabetes

7. Es fácil de añadir a tu dieta

La raíz de Ginseng se puede consumir de muchas maneras. Se puede comer cruda o cocinarla ligeramente para suavizarla. También se puede guisar en agua para hacer un té. Para hacer esto, simplemente agrega agua caliente al ginseng recién rebanado y déjalo reposar durante varios minutos.

El extracto se puede encontrar en forma de polvo, tableta, cápsula y aceite. La cantidad que deberás tomar dependerá de la condición que deseas mejorar. En general, se sugieren dosis diarias de 1 a 2 gramos de raíz de Ginseng crudo o de 200 a 400 mg de extracto.

Lo mejor es comenzar con dosis más bajas y aumentar con el tiempo. Busca un extracto de Ginseng estándar que contenga 2-3% de ginsenósidos totales, y consume antes de las comidas para aumentar la absorción y obtener todos los beneficios.

Puedes comprar suplementos de ginseng a partir de 14,48 € en Amazon España.

¿Cuánto Ginseng se puede tomar?