Alimentos que ayudan a mejorar la circulación

0
144

Un problema frecuente que afecta a hombres y mujeres y que provoca calambres nocturnos, aparición de celulitis y manos y pies fríos, la mala circulación puede evitarse o por lo menos minimizar sus consecuencias dañinas para la salud.

Hoy desde gymworld compartimos información y algunos alimentos que ayudan a mejorar la circulación ya que evitan que las paredes de los vasos sanguíneos pierdan elasticidad y provoquen que la circulación de la sangre sea dificultosa.

alt

Tabla de Contenidos

Factores que causan problemas de mala circulación

Existen distintos factores que provocan mala circulación y uno de ellos es la acumulación de lípidos que se alojan en las paredes de los vasos sanguíneos.

También el excesivo calor es un enemigo de la buena circulación sanguínea, por ello muchas personas en el verano sufren molestas como pesadez de las piernas, retención de líquidos o calambres nocturnos.

La alimentación también puede provocar mala circulación y conocerlos permite evitar su ingesta, sobre todo evitando productos que contienen grasas saturadas como las que encontramos en la nata, mantequilla, embutidos, repostería industrial a base de aceites de palma o de coco.

Así, el consumo excesivo de alimentos ricos en grasa saturada aumenta los niveles de los triglicéridos y colesterol malo, además de la viscosidad de la sangre, trayendo como consecuencia una mala circulación sanguínea.

La sal en la dieta es otro de los factores que pueden causar mala circulación ya que se trata de un mineral que tiene la propiedad de retener agua y el exceso de sodio se relaciona directamente con los trastornos circulatorios.

Es conveniente consumir alimentos con poca sal evitando sobre todo los quesos curados, embutidos, encurtidos y conservas. Sin olvidar que sustancias como el alcohol, café y tabaco, por su composición y alto contenido de toxinas son totalmente contraindicados para quienes padeces de problemas circulatorios.

Alimentos que ayudan a mejorar la circulación

Existen distintos alimentos que tanto por su composición y características, contribuyen a mejorar los problemas de circulación sanguínea.

alt

Uno de esos alimentos es la grasa poliinsaturada que al contrario de la grasa saturada tiene la virtud de disminuir la viscosidad de la sangre. Se trata de un tipo de grasa que están en los aceites de semillas de maíz, soja y girasol, además de los frutos secos y el pescado azul.

Los alimentos ricos en potasio como las hortalizas, verduras, frutas frescas, cereales integrales y legumbres son indicados para evitar la mala circulación sanguínea y en el caso de las verduras que son ricas en fibra ayudan a evitar la absorción de grasas.

Consumir líquidos y sobre todo agua de forma abundante diariamente es importante porque facilita la eliminación de toxinas mejorando la circulación. Además del agua también se recomienda tomar zumos de frutas, hortalizas y caldos de verduras con poca sal.

Asimismo, el té rojo y el de diente de león resultan recomendables para beber durante el día, existiendo estudios científicos que demuestran que el consumo habitual de té rojo mejora la circulación sanguínea, una taza de esta infusión al día es suficiente para ver los beneficios.

Una dieta evitando los alimentos que hemos detallado al comienzo de este artículo e incluyendo aquellos que son beneficiosos para la salud más la actividad física diaria como correr, nadar o caminar es la mejor manera para evitar la mala circulación sanguínea y favorecer el “retorno venoso” y los resultados favorables se podrán disfrutar en poco tiempo.