Cómo combatir el hambre en una dieta de pérdida de grasa

0
133

Si estás haciendo dieta para aumentar tu definición muscular, probablemente también sepas que el hambre puede ser un gran problema. De hecho, podría ser la principal razón por la cual las personas se salen de su dieta y no logran desarrollar el físico deseado.

A pesar de lo determinado que estés al comienzo de tu fase de definición, esa determinación disminuye rápidamente después de las primeras dos semanas de tu plan de pérdida de grasa. Cuando el hambre te golpea, si no estás preparado, podría ser un gran inconveniente.

Afortunadamente, hay algunos trucos que pueden ayudarte a mitigar el hambre y mantener tu dieta de pérdida de grasa con éxito a largo plazo, con el fin de revelar todo el músculo que se esconde debajo de una capa de grasa.

Si deseas aprender cómo minimizar el hambre cuando haces dieta para que tu intento de pérdida de grasa sea exitoso, conoce estos pasos.disminuir el hambre al hacer dieta

disminuir el hambre al hacer dietadisminuir el hambre al hacer dieta

Cómo combatir el hambre en una dieta de definición

1. Administra tus hormonas de hambre y saciedad

El hambre y la saciedad están controladas en gran medida por tu sistema endocrino. Para controlar y minimizar tu apetito de una manera que te permita mantenerte coherente con tu plan de pérdida de grasa, primero debes aprender qué son el hambre y la saciedad y cómo funcionan.

Hay dos hormonas principales para el hambre y la saciedad: grelina y leptina. La grelina es tu principal hormona del hambre, y le indica directamente a tu cerebro que debe buscar comida; mientras que la leptina es la principal hormona de la saciedad. Se produce principalmente en las células de grasa, e indica a tu cerebro que está lleno y debe dejar de comer.

El detalle crucial acerca de tus hormonas para el hambre y la saciedad es que generalmente demoran alrededor de 15 a 20 minutos en iniciarse y hacer su trabajo. Por ello, para asegurarte de que tus hormonas puedan hacer su trabajo, tómate unos 25 minutos para terminar cada comida. De esta forma, tus niveles de grelina habrán tenido tiempo de disminuir, y tus niveles de leptina tendrán tiempo de aumentar. Cómo manejar las hormonas del hambre y la saciedad

Cómo manejar las hormonas del hambre y la saciedadCómo manejar las hormonas del hambre y la saciedad

2. Elige alimentos con bajo contenido de calorías por gramo

Otra forma de mitigar el hambre en una dieta de definición es elegir alimentos que sean relativamente más bajos en calorías por gramo. Una de las formas en que tu cuerpo administra el hambre y la saciedad es a través de los receptores de estiramiento de la pared del estómago. De este modo, si su estómago está lleno, las hormonas de la saciedad se secretan para decirle que deje de comer.

Como necesitas comer menos calorías, pero al mismo tiempo quieres minimizar el hambre, tu mejor opción es elegir alimentos que sean relativamente más bajos en calorías por gramo. Por ejemplo, 100 g de arroz blanco cocido contienen 130 calorías, mientras que 100 g de brócoli hervido solo contienen 35 calorías.

Sustituir los alimentos con un contenido calórico relativamente bajo en calorías te ayudará a reducir tu consumo de calorías mientras combates el hambre.

Los mejores alimentos para una dieta de definición

3. Conoce cómo te sacia cada macronutriente

Los macronutrientes son las proteínas, grasas e hidratos de carbono, y te proporcionan la energía para funcionar. Lo que quizás no sepas es que cada macronutriente provoca una respuesta de saciedad diferente.

La proteína es el macronutriente más saciante. Esta es una de las razones por las que debes asegurarte de consumir una cantidad suficiente de proteínas cuando está en una dieta de pérdida de grasa. Te ayudará a sentirte satisfecho por más tiempo y mitigar el hambre incontrolable.

La grasa, por su parte, es el segundo macronutriente más saciante, mientras que los carbohidratos son los últimos. Esta podría ser una razón por la cual algunas personas son más capaces de mantener un déficit calórico con una dieta baja en carbohidratos y alta en grasas. Simplemente, es más difícil comer en exceso almendras, en lugar de chocolate y donuts.Macroutrientes que debemos comer en una dieta

Macroutrientes que debemos comer en una dietaMacroutrientes que debemos comer en una dieta

Conclusión

Cuando sigas una dieta para perder grasa, especialmente después de las primeras semanas, vas a experimentar hambre. La forma en que manejes ese hambre finalmente dictará el éxito o el fracaso de tus esfuerzos para perder grasa. Si sigues los consejos descritos anteriormente, podrás mitigarlo hasta un punto en que sea manejable y no te desvíe de tu objetivo.