Cómo controlar la ingesta de calorías en verano

0
111

 

 

Volvemos en gymworld tras un par de meses de inactividad, y lo hacemos para traeros una serie de consejos a todos aquellos que hacéis deporte a lo largo de todo el año y por vacaciones de verano lo descuidáis o simplemente para cualquier persona que quiera reducir los excesos del verano en forma de grasas.

Limita los helados

El helado es una de las peores comidas calóricamente hablando, ya que contiene sobre todo azúcares, muchos azúcares, y grasas. El exceso de azúcares hace que estos, si el cuerpo no los gasta, se conviertan en depósitos de grasa, algo que queremos evitar, sobre todo por estas fechas.

Helado con bizcocho

Conozco a unas cuantas personas que afirman “comer un helado todos los días del verano“. Esto debe evitarse o, si se hace, deben tomarse helados sin azúcares añadidos, los cuáles ya se venden en prácticamente cualquier supermercado.

El alcohol y las fiestas

Desde aqui no vamos a decirte que no debas probar ni una gota de alcohol y que no debas ir a ninguna fiesta, ya que en la vida también hay que disfrutar, y sobre todo en verano y de vacaciones. Sin embargo, con un par de consejos puedes evitar que estos hábitos se conviertan en un lastre sobre tu pérdida de peso:

  • Intenta no beber demasiado y evita las bebidas de alta graduación como el whisky, el vodka o el ron.
  • Mejor opta por cosas como cerveza, vino o tinto de verano que, además de tener menos alcohol, poseen algunas buenas propiedades si se toman con moderación.
  • Bebe mucha agua antes, durante y después de la ingesta de alcohol.
  • Evita comer grasas al día siguiente de beber, estando de resaca. El alcohol inhibe la oxidación de las grasas, por lo que toda la grasa que ingieras estando sobre los efectos de la resaca tu cuerpo la almacenará directamente.

Cuida la dieta estando de vacaciones

Sobre todo si te vas fuera evita el comer cosas precocinadas como suele hacer mucha gente y excederse con las frituras. Sigue comiendo frutas y verduras como lo haces habitualmente. Básicamente intenta que tus comidas y tus hábitos sean lo más parecidos posible a cuando estás en tu casa y haces dieta.Recuerda, la dieta y las calorías deben controlarse a lo largo de todo el año, y esto también incluye el verano. Puedes relajarte un poco en vacaciones, pero no descuidarla por completo.