Ácidos grasos esenciales grandes aliados para adelgazar

0
150

Aunque siempre escuchamos que las grasas son lo primero que debemos reducir en nuestra dieta para bajar de peso, lo cierto es que los ácidos grasos esenciales son grandes aliados para adelgazar. Pero eso sí, debemos escoger aquellos que son monoinsaturados.

Si bien las grasas representan uno de los nutrientes más concentrados en calorías, dependiendo de la calidad de estas grasas ellas se transforman en aliados importantes a la hora de bajar de peso de manera saludable.

Tabla de Contenidos

Ácidos grasos esenciales para bajar de peso

Si bien es cierto que todas las grasas contienen calorías, si sabemos elegir correctamente aquellas que son de calidad como los ácidos insaturados, contaremos con una ayuda importante para adelgazar.

Se han realizado estudios que comprobaron que las dietas para adelgazar bajas en grasas no siempre son las mejores alternativas para bajar de peso. Por el contrario, si reducimos de la dieta diaria los hidratos de carbono obtendremos mejores resultados.

alt

Pero lo importante es conocer cuáles son las grasas saludables, pues no cualquier tipo de ellas es ideal para adelgazar. Los ácidos insaturados son entonces los que mejores resultados brindan a la hora de bajar de peso.

La idea entonces modificar las calorías de nuestra dieta para bajar de peso y reemplazar las grasas saturadas por las insaturadas que generan una disminución tanto de peso como de grasa corporal.

Por otra parte, los denominados ácidos grasos poli-insaturados son recomendados por los nutricionistas para reducir la grasa acumulada en la zona del abdomen principalmente.

Así, los Omega 3 y los Omega 9 toman protagonismo en un plan para bajar de peso, siendo que los primeros los encontramos en frutos secos como las nueves y los segundos en alimentos como las aceitunas.

Es importante que optemos siempre por grasas de buena calidad si lo que deseamos en perder peso de manera eficiente y saludable.

Beneficios de incluir grasas saludables en la dieta para adelgazar

Si bien las mayoría de las personas piensa que a mayor cantidad de grasas consumidas mayor es la cantidad de calorías, y por lo tanto se dificulta la eliminación de peso, la verdad es otra. Incluir grasas saludables en la dieta ayuda a bajar de peso

Incluir grasas saludables en la dieta para bajar de peso tiene varios beneficios:

Ayudan a mejorar el sabor de las comidas

El sabor de las comidas es más sabroso al paladar y por lo tanto hacen más apeticibles las ensaladas y verduras crudas.

Ayudan a favorecer la absorción de nutrientes

Los carotenos, la vitamina A, E y K son nutrientes que se absorben mejor si existen en los platos grasas saludables, ya que ellas son vitaminas liposolubles.

Dietas para adelgazar menos restrictivas

Los ácidos grasos esenciales hacen que la dieta sea menos restrictiva y también más segura evitando la carencia de nutrientes y ayudando a cubrir las necesidades del organismo pues estos ácidos no los produce el cuerpo.

La dieta para bajar de peso se vuelve más flexible

La dieta para adelgazar se vuelve más flexible y más sostenible en el tiempo, pues consumir sin grasas se hace casi imposible cuando comemos en un restaurante o fuera de casa.

La dieta para adelgazar se vuelve más eficiente

Las grasas saludables hacen que la dieta para adelgazar sea más eficiente a la hora de bajar de peso. No se pone en riesgo la salud y se pueden comer platos más sabrosos y nutritivos.

Cuáles son las mejores grasas

Las mejores grasas para incluir en la dieta para adelgazar son:

  • Aceite de oliva y aceitunas.
  • Frutas secas y semillas de lino.
  • Pescado azul es buena fuente de Omega 3 (atún, salmón, caballa, anchoas)
  • Aguacate, también es conocido como palta, en un excelente alimento pues contiene grasas buenas y saludables para el organismo.

Ahora que conoces las las mejores grasas que puedes incluir en tu dieta para bajar de peso, puedes incluirlas en tu plan para adelgazar pero siempre respetando que solo tienen que aportar entre un 25 y un 40% de las calorías diarias que comes, evitando las grasas trans y dando prioridad la ingesta de ácidos grasos que sean monoinsaturados y poliinsaturados.