5 remedios rápidos para perder peso que no funcionan

0
373

Muchas personas quieren perder peso rápidamente. En vista de esta necesidad, no es sorprendente que los métodos que prometen resultados rápidos se conviertan en una tentación para algunos.

Desafortunadamente muchas de las promesas son excesivamente restrictivas, y simplemente ineficaces a largo plazo. Incluso, algunos métodos pueden resultar francamente peligrosos.

En este sentido, para lograr una pérdida de peso de manera sana y segura es importante evitar los métodos rápidos que los estudios dicen que son pocos efectivos, a fin de tomar la mejor decisión en este sentido.

Descubre 5 remedios para la pérdida de peso que no funcionan de acuerdo a lo que establece la ciencia, con la finalidad de evitarlas y no comprometer tu estado de salud.

5 remedios para perder peso que no funcionan

1. Dietas líquidas

Las dietas líquidas como una vía para la pérdida de peso han existido desde hace varias décadas. Implican la sustitución de la totalidad o una parte de tus comidas por una líquida.

Algunas dietas de pérdida de peso a base de líquidos incluyen:

  • Dieta de Cambridge: proporciona 440-550 calorías como sustitutos de las comidas por un tiempo máximo de12 semanas. El plan original fue criticado por proporcionar tan sólo 330 calorías al día, sin ser supervisado médicamente.
  • Dieta rápida de pérdida de grasa: bajo supervisión médica, los pacientes obesos consumen menos de 800 calorías al día durante 6 meses, con énfasis en el consumo de proteínas.
  • Dieta Medifast: hay varias opciones disponibles, los planes proporcionan menos de 800 calorías por día y dura alrededor de 26 semanas, además requiere supervisión médica.

A pesar de que las personas pueden perder peso rápidamente con dichas dietas, la recuperación de peso tras finalizar la dieta es extremadamente común.

La investigación asevera que un plan de pérdida de peso con una dieta líquida puede conducir a trastornos de la alimentación, tales como atracones o restricción de alimentos.

Por lo tanto, a pesar de que la dieta líquida puede conducir a la pérdida de peso a corto plazo, este método puede hacer más daño que bien a largo plazo.

2. Píldoras bloqueadoras de carbohidratos

Los bloqueadores de carbohidratos son suplementos para promover la pérdida de peso de manera fácil. Contienen extractos de granos que interfieren con la alfa-amilasa , una enzima que descompone los carbohidratos complejos en unidades de azúcar más pequeñas.

Por ejemplo, algunos carbohidratos complejos como los cereales, patatas y patatas dulces no se descomponen en azúcar, siendo que las calorías no pueden ser absorbidas por el cuerpo.

En un estudio se encontró que, un bloqueador de almidón puede inhibir la amilasa en más del 96%, sin embargo sólo impidió que el 7% de carbohidratos fuera absorbido. Otros estudios han encontrado que dichos bloqueadores pueden causar la pérdida de peso de forma moderada, sobre todo cuando el consumo de carbohidratos es muy alto.

También, una revisión del año 2011 concluyó que se necesitaría estudios más grandes sobre los bloqueadores de carbohidratos para determinar si son eficaces para la pérdida de peso. Además, se ha determinado que estos causan problemas digestivos en algunas personas, tales como gases, diarrea y distensión abdominal.

Por lo tanto, no se ha confirmado que los bloqueadores de carbohidratos son la forma más efectiva para producir una pérdida significativa de peso.

3. Pastillas quemadoras de grasa

Tomar una pastilla que queme grasa puede parecer la solución perfecta para perder peso rápidamente. Sin embargo, algunas de estas píldoras contienen ingredientes cuestionables que pueden terminar haciéndote más daño que bien.

La cafeína es uno de los principales ingredientes de muchos productos quemadores de grasa. Se ha demostrado que ayuda a quemar más calorías cuando se consume en forma de píldora o bebida.

En un estudio, los hombres experimentaron un aumento en la tasa metabólica después de consumir un suplemento con cafeína y antioxidantes como EGCG (epigalocatequina) que se encuentra en el té verde.

Aunque pequeñas cantidades de cafeína es seguro y pueden ayudar a la pérdida de grasa, y aumentar el rendimiento físico, algunos quemadores contienen sustancias que pueden causar efectos secundarios peligrosos. Por ejemplo, algunos informes sobre daños en el hígado y otros problemas de salud se han relacionado con ciertos suplementos quemadores de grasa.

Por lo tanto, en lugar de tomar las pastillas quemadoras de grasa donde ciertos ingredientes son potencialmente dañinos, es mejor beber un par de tazas de café o de té verde al día.

4. Dietas monoalimento

Comer sólo un alimento por varios días ha sido un enfoque rápido para perder peso muy popular durante décadas. Algunos ejemplos incluyen el consumo de frutas, huevos, patatas o galletas.

Al igual que los otros métodos discutidos, la pérdida rápida de peso a corto plazo es posible con este método. Pero, un problema del método es crea una alimentación desequilibrada. Por ejemplo, consumir sólo huevos ofrece más proteínas, vital para el cuerpo, pero carece de fibra y antioxidantes que se encuentra en alimentos de origen vegetal.

A pesar de que hay pocos estudios sobre las dietas monoalimento, la evidencia anecdótica asegura que las personas por lo general recuperan su peso luego de que la dieta ha terminado.

Por lo tanto, este método no ayuda a desarrollar hábitos alimenticios que conduzcan al mantenimiento de un peso saludable.

Estrategias para perder peso que no funcionan

5. Cetonas de frambuesa

Las cetonas de frambuesas son compuestos presentes en las frambuesas rojas, y en otras bayas. Con frecuencia se utilizan para dar sabor y aroma a los alimentos y cosméticos, aunque en los últimos años, también se ha comercializado comosuplemento para perder peso.

Algunos astudios afirman que las cetonas de frambuesa aumenta la quema de grasa y sube los niveles de adiponectina, una hormona que tiene efectos antiinflamatorios y ayuda a regular el metabolismo.

A pesar de que la adiponectina es producida por las células grasas, las personas obesas generalmente tienen niveles más bajos que las delgadas.

La investigación sobre la efectividad de dichas cetonas se ha llevado más en animales que en personas, y hasta ahora los resultados no son tan impresionantes.

Un estudio que evaluó un suplemento que contenía cetonas de frambuesa encontró que para aumentar la pérdida de grasa en personas obesas se necesitaría combinarlo con dieta y ejercicio. Además, la investigación no admite el uso de cetonas de frambuesa para la pérdida de peso.

Suplementos que no sirven para perder peso