¿Y tú te has olvidado de los trapecios? Empieza a ejercitarte adecuadamente

0
272

Un adecuado desarrollo de todos los músculos de tu cuerpo, se obtiene gracias a una rutina balanceada de ejercicios, donde ejercites correctamente cada parte de ti, sin excluir ninguna zona, pues es ese el error que solemos cometer.

Posiblemente por el afán de ganar volumen en las piernas, descuidamos los brazos, o incluimos rutinas para el abdomen descuidando la espalda o pecho, y así sucesivamente, donde generalmente y por un entrenamiento equivoco, el desequilibrio físico es evidente,  entendiendo que no hemos hecho las cosas bien.

Por ello cada área de tu cuerpo merece atención y el trabajo adecuado, para que haya armonía y logres desarrollar el potencial que quieres de él.

En el caso de los trapecios, existe el olvido en muchos deportistas que dejan esta área de su cuerpo sin trabajar o mitos, en pensar que por arte de magia, van a conseguir en un tiempo récord, lo que no han logrado en  un espacio de tiempo considerable.

¿Y tú te has olvidado de los trapecios? Empieza a ejercitarte adecuadamente con esta rutina de ejercicios:

Dada su importancia, el músculo trapecio merece ocupar un lugar consolidado en tu entrenamiento, por lo que te sugiero ejecutar la siguiente rutina:

Encogimientos de hombros con mancuernas

Debes pararte colocando tus pies separados al ancho de tus caderas y con los brazos a los lados sostienes las mancuernas, completamente estirados, toma aire y encoge hacia arriba los hombros hasta donde puedas, no debes inclinar hacia atrás los hombros.

Debes mantener esta posición dos segundos, exhala retomando nuevamente la posición inicial, debes realizar 4 series de 12 repeticiones.

Remo al mentón con barra

Delante de los muslos toma una barra y realiza un agarre estrecho colocando las manos por encima. Debes colocar tus pies a la distancia de los hombros y tener la espalda y cabeza rectas. Sube los brazos para jalar la barra en línea perpendicular con la barbilla y eleva los codos apuntando hacia los lados.

Debes mantener esta posición por un segundo y regresar a la posición inicial, debes realizar 4 series de 12 repeticiones.

Elevación frontal con disco

Debes pararte derecho con los pies al ancho de tus hombros, la espalda recta y los abdominales contraídos, toma un disco con las dos manos y apóyalo en los muslos, toma aire y levanta frontalmente los brazos de tal manera que queden paralelos al piso, hasta subir el disco a la altura de tus ojos. Exhala baja el disco y vuelve a la posición inicial.

Debes realizar 30 repeticiones, por lo tanto utiliza un peso liviano.

Remo inclinado con mancuerna

Debes tomar con una mano una mancuerna y pararte colocando un pie delante, inclinándose y flexionando las caderas y rodillas. Debes bajar el tronco hasta quedar paralelo al suelo con la espalda recta, la mancuerna debe colgar del brazo recto desde el hombro, luego levanta la mancuerna al costado del tronco, el codo debe estar al costado y volver a la posición inicial.

Debes realizar 6 a 8 series de 8 a 15 repeticiones en cada brazo.

Ahora si empezaras a observar armonía en tu cuerpo. Recuerda incluir rutinas para cada zona, sin exagerar, ya que puedes lesionarte y eso no es lo que buscamos.

 

Compartir
Artículo anteriorDieta para Marcar Musculos
Artículo siguienteEl agua