8 alimentos indispensables para los deportistas

0
130

Si se practica un deporte, es necesario conocer que para mejorar los rendimientos una buena alimentación es indispensable. Conviene incluir en el plato una alimentación equilibrada con glúcidos para la energía, proteínas para la construcción muscular, lípidos buenos para el carburante, y fibras y otros nutrientes que igualmente son de capital importancia.

Ciertos alimentos en particular destacan en la alimentación deportiva y son excelentes para reforzar el organismo y ayudarlo a superarse. Hoy presentamos una lista de 8 alimentos indispensables cuando se practica deporte.

Tabla de Contenidos

Los plátanos

Los plátanos tienen la particularidad de ser ricos en glúcidos, pero igualmente en potasio, esencial para la recuperación. Consumir un plátano antes de la realización de un esfuerzo es una excelente idea con el fin de compensar la energía perdida durante la sesión. Si fuera posible conviene seleccionar plátanos que no estén demasiado maduros puesto que serán mejores para la glucemia. A la inversa, si se prefiere consumir el plátano después del esfuerzo para recuperarse más rápido, entonces conviene ingerir un plátano muy maduro. El hecho de consumir plátanos por la noche, ricos en triptófano, ayuda a dormir mejor y a una mayor recuperación.

Deportista

El pollo

Las carnes blancas son excelentes para los deportistas porque ofrecen una excelente relación proteínas-calorías. El pollo, pero igualmente el pavo, son buenos por su aporte en proteínas que ayuda a la reconstrucción de fibras musculares. Por tanto bajas en calorías, la carne blanca es ideal para el secado, régimen para perder grasa. La pechuga de pollo es ideal. Los muslos de pollo, más grasos, son igualmente buenos por su aporte en zinc que no conviene dejar de lado.

La espirulina

Algunos gramos de espirulina, de 3 a 5 gramos por día, son suficientes para disfrutar de todas sus propiedades. Esta microalga verde, rica en hierro, provitamina A, vitamina B 12, y luteína es un excelente cóctel para ayudar a la recuperación después del esfuerzo. Entre las ventajas de la espirulina está que tiene una muy baja cantidad de calorías, favorece una mejor recuperación muscular después del esfuerzo, y ayuda a desintoxicar el organismo. Algunos deportistas consumen espirulina entre 15 y 20 gramos diarios. En este caso, conviene beber al menos 2 litros de agua al día.

La mantequilla de cacahuete

La mantequilla de cacahuete es un excelente alimento para los adeptos de la musculación. Los beneficios de la mantequilla de cacahuete se pasan en su aporte en lípidos buenos y en proteínas rápidas fácilmente asimilables por el organismo, que los transforma rápidamente en energía, aunque esto no es todo. La mantequilla de cacahuete también es rica en resveratrol, micronutriente con acción antioxidante y antimicrobiana. La pasta de cacahuete disponible en el comercio es rica en ácidos grasos mono y poliinsaturados, lo que tendrá un efecto beneficioso sobre el funcionamiento del sistema cardiovascular.

Los huevos

Los huevos son los amigos de los deportistas que buscan proteínas sanas. Concretamente la carne, los huevos son fácilmente asimilables, los huevos cocidos evidentemente, y solo influyen positivamente sobre el colesterol malo. Son ricos en vitamina A y en vitamina D, pero también en minerales. Se pueden comer tanto en el desayuno como en la cena. Por la mañana, dos huevos con pan integral forman parte del desayuno ideal del deportista. Los huevos ayudan igualmente a mejorar la salud de los huesos, pero también a desarrollar la regeneración de los tejidos. Huevos cocidos, huevos duros, huevos al plato, las posibilidades son enormes para variar el placer.

La carne de buey

La carne roja no se debe eliminar de un menú deportivo. Durante mucho tiempo circuló esta falsa idea. Sin embargo, las carnes rojas juegan un papel importante, concretamente en la recuperación después del esfuerzo. Consumir carne de res después de una sesión deportiva, puesto que ayuda a la reparación de los tejidos musculares, pero igualmente a una mayor síntesis de las proteínas. Conviene evitar las preparaciones con salsa, o las comidas a base de carne muy copiosa, que son difíciles de digerir. También conviene evitar los trozos demasiado grasos. Un trozo de carne roja magra de 100 gramos sin materia grasa es muy digestiva.

El salmón

El salmón es conocido por su riqueza en proteínas pero también en Omega 3. Estos ácidos grasos son esenciales para ayudar al buen funcionamiento de todo el sistema cardiovascular, pero también a la preservación de las articulaciones. Consumir salmón de calidad, con un modo de cocción que respete el producto, al vapor o en papillote, ofrece toda su fuerza sin quedar desnaturalizado.

Los frutos secos

Consumir oleaginosos, súper ricos en ácidos grasos y pobres en agua, aporta un plus de energía. De esta forma, consumir algunos frutos secos como las almendras, las nueces, las avellanas, o los piñones y los pistachos aporta una buena dosis de proteínas, de fibras, pero también de vitaminas y de ácidos grasos. Los oleaginosos son buenos para el corazón. Se pueden añadir a las ensaladas o picotear en puñados en caso de falta de energía. Contienen una tasa elevada de proteínas y de lípidos buenos.