Frutas para tomar después del entrenamiento físico

0
121

Fuente de minerales, vitaminas y antioxidantes las frutas son un alimento que además aportan al organismo hidratos de carbono que cumplen la misión de dar energía de forma rápida y por ello es recomendable su consumo tanto antes como después de hacer ejercicio físico.

Base de una alimentación saludable las frutas deben estar diariamente incluidas en la dieta de cualquier persona pues aportan pocas calorías y mucha fibra, también son un alimento imprescindible para tomar después del entrenamiento físico.

Así, de acuerdo a la intensidad y duración del entrenamiento físico será necesario seleccionar frutas de los distintos grupos que existen. Para quienes practican deportes de larga duración se seleccionarán una o varias piezas de frutas de color rojo.

alt

En cambio cuando se trata de un entrenamiento de corto tiempo o poca intensidad las frutas de color naranja son las indicadas, como también las de color verde, pero de todas las frutas la más consumida por los deportistas es el plátano que puede tomarse antes y después de una sesión de ejercicio.

Tabla de Contenidos

Frutas después de la actividad física

Como dijimos en la introducción de este artículo las frutas son una excelente fuente de vitaminas, minerales y antioxidantes, ya que el “estrés oxidativo” que se produce durante la práctica deportiva deja el organismo en una situación poco favorable debido a la acumulación de radicales libres que impiden una recuperación rápida.

Tomar frutas después de hacer ejercicio físico es fundamental para obtener la cantidad de vitaminas y antioxidantes que sirven para contrarrestar la producción de radicales libres.

Además, las frutas son fuente de hidratos de carbono de absorción rápida, algo interesante a tener en cuenta para recuperar la energía lo más rápido posible, sin olvidar el gran contenido de agua que la mayoría de las frutas contienen que ayudan a reponer líquidos perdidos durante el entrenamiento a través del sudor.

Qué frutas tomar después de practicar ejercicio físico

Cuando se practica un deporte de resistencia el cuerpo gasta energía almacenada (glucosa en forma de glucógeno muscular, grasa en forma de trigleceridos almacenado en el cuerpo y proteínas en casos más extremos).

Por ello, al terminar el entrenamiento físico ya sea que se trate de un ejercicio intenso o de baja intensidad es necesario que el cuerpo empiece a almacenar nuevamente energía, se repare y puede así asimilar el ejercicio, además de hidratarse.

Nada mejor entonces que tomar hidratos de carbono de absorción rápida como los que aportan las frutas. Combinar entonces alimentos ricos en hidratos de carbono y alimentos ricos en proteínas genera una recuperación rápida del organismo y se reponen los depósitos de glucógeno.

Tomar un plátano y unos cuantos frutos secos o un batido de leche y fresas o un plátano con un poco de queso crema o una naranja y un poco de pan con huevo, ayudará a recomponer la energía rápidamente.

Conclusión

Una toma regular de frutas después de hacer ejercicio físico ayuda a que la alimentación diaria sea mucho más saludable y la recuperación post entrenamiento será más rápida y eficaz.