6 Alimentos que debes eliminar de tu dieta para adelgazar

0
204

La alimentación, es fundamental para conseguir mejorar nuestro rendimiento físico, y nuestro aspecto físico. En base a los productos que incorporemos a nuestra dieta, nuestro cuerpo utilizará estos nutrientes para usarlos de una u otra forma. Por ejemplo, los hidratos de carbono, los empleará como energía, y las proteínas, los usará para cumplir con las funciones estructurales, como crear y mantener tejidos musculares (a modo general).

Por ello, es fundamental que escojamos aquellos alimentos que mejor se adapten a nuestra dieta. Y que, evitemos aquellos otros, que no hacen más que lastrar nuestro rendimiento físico, y salud. Por ejemplo, los cereales azucarados como ya expliqué, son un alimento de baja calidad nutricional en comparación con la gran cantidad de calorías que nos aportan. Ejemplos como éste, debemos de procurar mantener fuera de nuestra alimentación.

Pero, por suerte, hoy os voy a ayudar en este asunto. Os enseñaré un listado de 6 alimentos que debemos eliminar de nuestra dieta.

6 Alimentos que debes eliminar de tu dieta para adelgazar

Lo dicho, si queréis mejorar vuestros hábitos de vida y alimentación, debéis quitaros estos productos de baja calidad nutricional. Aunque, no es un problema si los consumimos esporádicamente, otro asunto bien distinto es si los comemos con cierta regularidad. El riesgo de diabetes y obesidad, se disparará, enfermedades modernas que empeoran nuestra calidad de vida notablemente (además de estar fuertemente correlacionadas con una menor esperanza de vida).

Carnes procesadas

En base a las recomendaciones de la OMS, la carne procesada es potencialmente cancerígena. Pero, además, es de mucho peor calidad que otro tipo de productos similares. El pescado, o la carne roja/blanca natural, es de muchísimo mayor calidad que este tipo de productos. Aunque nos suponga un mayor desembolso comprar productos cárnicos naturales, merecerá la pena por nuestra salud y estética.

Patatas fritas

Uno de los peores productos que podemos tomar si estamos a dieta. Se tratan, de uno de los principales enemigos de nuestra dieta, por las calorías de pésimo perfil nutricional. Además, provocan picos de insulina que están vinculados íntimamente con la diabetes y la obesidad. Procurad recortar el consumo de éstas al máximo si apreciáis vuestra alimentación.

Cereales azucarados

Como ya expliqué, se tratan de una de las peores opciones que podemos elegir a la hora de desayunar. Aunque, gocen de una buena publicidad, que no os engañen y no os lo comparen con cereales naturales. El problema no son los cereales, sino el proceso de adulteración de los mismos a través de azúcares y otro tipo de productos conservantes.

Galletas industriales

Una bomba calórica, repleta de hidratos de carbono de pésima calidad. Se trata de uno de los productos más peligrosos que podemos incluir en nuestra alimentación. Se consumen con mucha facilidad, porque son sabrosas y mojadas con leche o café, se hacen bastante más digeribles.

Pero, muchas de las galletas, por cada 100 gramos suelen aportar a nuestro cuerpo más de 600 calorías. Atentos a la información nutricional de las mismas, y no os creáis que porque sean bajas en grasas, están exentas de azúcares y otro tipo de productos de mala calidad.

Refrescos azucarados

Los refrescos azucarados, son de los peores productos que podemos incluir en nuestra alimentación. Son calorías líquidas, que sin que nos demos cuenta, estamos introduciendo en nuestro cuerpo una barbaridad de nutrientes de pésima calidad. Al ser líquidos, no nos hacemos a la idea de la gran cantidad de nutrientes malos que estamos consumiendo.

Frutos secos no naturales

Sin duda, los frutos secos, se tratan de uno de los mejores alimentos que podemos incluir en nuestra dieta. Aportan una gran cantidad de ácidos grasos de elevada calidad. Pero, ésto es únicamente a aquellos productos que son naturales. Es decir, cualquier fruto seco tostado y/o azucarado, no entra dentro de esta categoría por su baja calidad nutricional.

Así que, cualquier tipo de cacahuete azucarado o salado, es una bomba calórica en potencia.  Alejaos de ellos, si queréis mantener vuestra alimentación controlada.