Por qué la proteína de soja falla a la hora de ganar músculo

0
126

Por qué la proteína de soja falla a la hora de ganar músculo

La proteína de soja puede parecer una opción saludable, pero cuando se toma en grandes cantidades puede tener los efectos opuestos a los que buscas
En 1946 los científicos descubrieron que las ovejas que pastaban un determinado tipo de tréboles, con un alto contenido en isoflavonas, se volvían estériles. Lo mismo ocurrió más tarde cuando se dio proteína de soja a unos guepardos en un zoo. Las isoflavonas de la soja son fitestrógenos, es decir, una molécula que proviene de la planta y que en los mamíferos se comporta igual que los estrógenos, las hormonas femeninas.

La soja se consume en todo el mundo y tiene varios beneficios para la salud, pero ciertos productos de soja como los concentrados de proteínas, o los sustitutos vegetarianos de la carne que utilizan soja, vienen dosis muy altas de fitoestrógenos que no se consumen en la dieta habitual de en ningún país, ni siquiera en Asia.

En varios estudios con animales se ha comprobado que los batidos de proteínas de soja no ayudan a aumentar la masa muscular, sino que al contrario pueden hacer perder músculo. En las personas que levantan pesas, son mucho menos efectivos que batidos derivados de la leche. Además, la soja contiene ácido fítico, un antinutriente que impide la absorción de minerales como el calcio, magnesio, hierro y zinc. Si tomas batidos de proteínas, intenta evitar la soja.