¿Cómo Acelerar el Metabolismo? 8 Formas de Quemar Calorías

0
1467

Todos sabemos que es mucho mejor hacer algo de ejercicio (aunque sea poco) a no hacer nada. A veces puede que lo estemos haciendo todo bien, pero aún así no hay forma de deshacerse de esos últimos kilitos de grasa acumulada que tanto odiamos. Para cambiar esto y acelerar el metabolismo podríamos aumentar el tiempo de entrenamiento, pero algo mejor que podemos hacer es que nuestros entrenamientos sean más eficientes.

¿Cómo Acelerar el Metabolismo?

Te mostramos algunas formas para sacar el máximo provecho a tus entrenamientos y aumentar así la quema de calorías.

1. Entrenamiento de Cardio a Intervalos

Realizar cardio a un ritmo constante aumenta nuestra resistencia cardiovascular, sin embargo es algo común estancarse al cabo de un tiempo. En lugar de salir simplemente a dar un paseo, a correr o montar en bici, intenta combinar tus rutinas de cardio con intervalos de alta intensidad. El secreto del éxito radica en periodos alternos de esfuerzo con periodos de recuperación a baja intensidad, esto aumentará la quema de calorías y grasas.

La próxima vez que estés en la cinta de correr, intenta calentar durante 5 minutos (al trote), luego realiza 15 sprints de 30 segundos con descansos de 30 segundos ( descansa sobre uno de los laterales de la cinta) y termina con 5 minutos de enfriamiento. Con estas pautas no sólo romperás la monotonía de tu entrenamiento sino que también aumentarás la quema de calorías en reposo y conseguirás acelerar el metabolismo.

2. Entrenamiento Interválico de Alta Intensidad – HIIT

Este tipo de entrenamiento es similar al que acabamos de ver, pero en vez de ejercicio aeróbico, consiste en ejercicio físico mediante movimientos de entrenamiento convencionales. Puedes acelerar el metabolismo añadiendo a tu entrenamiento cuatro minutos de entrenamiento Tabata unas cuantas veces a la semana. Este método consiste en alternar 20 segundos de ejercicios a máxima intensidad y 10 segundos de descanso durante un total de cuatro minutos con el fin de elevar al máximo el ritmo cardíaco. Incluso hay una aplicación para ayudarte!

Un estudio del método Tabata concluyó que cuando los participantes ejecutaron este entrenamiento 5 veces por semana durante 6 semanas, no sólo aumentó la capacidad anaeróbica de los participantes, sino también su capacidad aeróbica.

3. Construir Músculo

Si eres mujer no tengas miedo de entrenar con pesas, no vas a convertirte en Hulk. Los cuerpos de las mujeres se construyen de forma diferente al de los hombres. Como el músculo pesa más que la grasa, cuanto más músculo hay en el cuerpo este se vuelve más pesado y requiere más energía para moverse.

Así que ve al gimnasio, coge las pesas y empieza a entrenar! La combinación de entrenamiento de pesas y cardio es una combinación perfecta. Con el entrenamiento de pesas construyes y esculpes los músculos, y con el cardio quemas calorías y grasa corporal para dejar un cuerpo tonificado.

4. Aumentar la Resistencia

Incrementando la resistencia en la bicicleta o aumentando la inclinación en la cinta de correr entrenarás músculos distintos.

Este dato es especialmente importante en relación a estas máquinas, ya que implican directamente a los glúteos, que son de los músculos más grandes del cuerpo y de los que más energía consumen, por lo tanto su consumo calórico es mayor.

5. Muévete

En un estudio reciente, los investigadores pidieron a 12 participantes que pedaleasen en bicicletas estáticas mientras escuchaban música. La prueba se realizó de tres formas diferentes, en cada prueba la música sonaba a un ritmo: normal, un 10% más rápido y un 10% más lento. El estudio determinó que cuando se ejercitaban con el tempo más lento su pedaleo se redujo, sus ritmos cardíacos fueron más bajos y su distancia recorrida fue menor en comparación a la prueba con el ritmo de música normal.

Sin embargo cuando el tempo aumento, los participantes pedalearon con más potencia, aumentaron la velocidad de pedaleo, sus ritmos cardíacos fueron más altos y recorrieron más distancia. En resumen, entrenar con música de ritmo rápido hará que trabajes más duro, así que muévete!

6. Quema Calorías en el Exterior

Haga frío o calor, salir a hacer cardio en el exterior es otra buena opción. El medio ambiente hace que tu carrera sea diferente y tengas que luchar contra el viento o zonas con terreno irregular.

Así trabajarás más y/o diferentes grupos musculares sin ser consciente de ello. Además, el terreno irregular proporcionará más ganancias musculares a tus glúteos.

7. Compite Contra un Amigo

Entrenar con alguien que corre más rápido o levanta más que tú, hace que tengas que trabajar más duro para mantenerte a su nivel. Es como cuando estás haciendo cardio en la cinta y tienes a alguien al lado, aún que nadie lo diga, sabes que estas compitiendo! Sale nuestra vena competitiva y te mantendrá al máximo.

8. Entrenamiento Más Inteligente

Evidentemente salir a dar un paseo es mucho mejor que quedarse sentado en el sofá, pero si quieres obtener el 100% de los resultados, tienes que esforzarte al 100%.

Se resume en que al final de día solo tienes que hacer un ejercicio más inteligente, no más largo. Emplea 30 minutos para entrenar ¡sí, con sólo 30 minutos es suficiente! Esfuérzate al máximo y pon el contador en marcha

Conclusión

Anota estas técnicas y ponlas en uso paraacelerar el metabolismo y ganar masa muscular, de esta forma empezarás a quemar calorías incluso mientras duermes.