6 beneficios impresionantes de la vitamina C

0
191
La vitamina C previene la deficiencia de hierro

6 beneficios impresionantes de la vitamina C

La vitamina C no puede ser producida por el cuerpo. Sin embargo, tiene muchos roles en el organismo que se han relacionado con impresionantes beneficios a la salud.

Esta vitamina es soluble en agua y se encuentra en muchas frutas y verduras como naranjas, fresas, kiwis, pimientos, brócoli, col rizada y espinacas.

La ingesta diaria recomendada de vitamina C es de 75 miligramos (mg) para las mujeres y de 90 mg para los hombres. A pesar de que se recomienda comúnmente obtener su ingesta de los alimentos, muchas personas recurren a suplementos para satisfacer sus necesidades.

Por ello, conoce 6 beneficios probados por la ciencia de tomar un suplemento de vitamina C a fin de impulsar y mejorar tu salud día a día.

Razones para tomar un suplemento de vitamina C

6 ventajas de la vitamina C

1. Reduce el riesgo de enfermedades crónicas

La vitamina C es un excelente antioxidante que puede fortalecer las defensas naturales de tu cuerpo. Los antioxidantes son moléculas que estimulan el sistema inmunológico mediante la protección de las células de aquellas moléculas dañinas llamadas radicales libres.

Cuando los radicales libres se acumulan, pueden promover un estado conocido como estrés oxidativo, que se ha relacionado con muchas enfermedades crónicas.

Los estudios señalan que consumir este tipo de suplemento puede aumentar los niveles de antioxidantes en la sangre hasta en un 30%, por lo que ayudará al cuerpo a combatir la inflamación.

Beneficios de la vitamina C

2. Ayuda a combatir la presión arterial alta

La presión arterial alta es un riesgo de enfermedad cardíaca, la principal causa de muerte a nivel mundial. Los estudios demuestran que la vitamina C puede reducir la presión arterial en aquellas personas con y sin alta presión.

Un estudio en animales descubrió que tomar un suplemento de vitamina C contribuyó a relajar los vasos del corazón, lo que redujo los niveles de presión arterial. Además, un análisis de 29 estudios en personas encontró que tomar vitamina C, bajó la presión arterial sistólica (valor superior) en 3,84 mmHg y la diastólica (valor inferior) en 1,48 mmHg en adultos sanos.

A pesar de que los resultados son alentadores, no está claro si el efecto sobre la presión arterial es a largo plazo. Además, cabe resaltar que las personas con alta presión arterial no deben depender de la vitamina C como único tratamiento.

La vitamina C puede rebajar la presión arterial

3. Reduce el nivel de acido úrico en la sangre

La gota es un tipo de artritis que afecta aproximadamente al 4% de los adultos estadounidenses. Se manifiesta con inflamación de las articulaciones, especialmente en los dedos pulgares de los pies.

Las personas con gota experimentan hinchazón y ataques repentinos y severos de dolor. Los síntomas aparecen cuando hay demasiado ácido úrico en la sangre. Esta clase de ácido es un producto de desecho producido por el cuerpo, y en niveles altos puede cristalizar y depositarse en las articulaciones.

Varios estudios han demostrado que la vitamina C ayuda a reducir el ácido úrico en sangre y, como resultado, protege contra los ataques de gota. Una investigación en 1.387 hombres descubrió que las personas que consumían la mayor cantidad de vitamina C tenían niveles significativamente más bajos de ácido úrico que aquellos que no lo hacían. Además, otro análisis de 13 estudios clínicos encontró que tomar un suplemento de vitamina C durante 30 días redujo significativamente el ácido úrico en la sangre, en comparación con un placebo.

A pesar de que hay evidencias del fuerte vínculo entre la ingesta de vitamina C y el nivel de ácido úrico, se necesitarían más estudios sobre sus efectos en la prevención de la gota.

La vitamina C puede prevenir los ataques de gota

4. Previene la deficiencia de hierro

El hierro es un nutriente importante para el cuerpo y tiene una variedad de funciones vitales. Es necesario para producir glóbulos rojos y transportar oxígeno a todo el organismo.

Curiosamente, la vitamina C puede mejorar la absorción de hierro de la dieta. Específicamente, ayuda a convertir el hierro poco absorbido (como de las fuentes de hierro de origen vegetal) en una forma que es más fácil de absorber. Esto es especialmente útil para las personas que siguen una dieta sin carne, debido a que esta es una fuente importante de hierro.

De hecho, el solo consumo de 100 mg de vitamina C puede mejorar la absorción de hierro en un 67%. Como resultado, la vitamina C puede reducir el riesgo de anemia entre las personas propensas a su deficiencia.

Por lo tanto, si padeces de bajo nivel de hierro, entonces consumir más alimentos ricos en vitamina C o un suplemento puede apoyarte a mejorar tu nivel en la sangre.

La vitamina C previene la deficiencia de hierro

5. Fortalece el sistema inmunológico

Una de las principales razones que lleva a las personas a tomar vitamina C es para aumentar su inmunidad, ya que la vitamina C estimula la producción de glóbulos blancos conocidos como linfocitos y fagocitos, que protegen al cuerpo contra las infecciones. Del mismo modo, también ayuda a que estos glóbulos blancos funcionen de forma más efectiva, a la vez que los protege del daño de los radicales libres.

La vitamina C es una parte esencial del sistema de defensa de la piel. Se transporta activamente a la piel donde puede actuar como un antioxidante y fortalecer las barreras de la misma. Los estudios también han demostrado que tomarla puede acortar el tiempo de curación de una herida.

La vitamina C ayuda a impulsar el sistema inmunológico

6. Protege la memoria a medida que envejeces

La demencia es un término amplio que se usa para describir síntomas del pensamiento y memoria deficiente. Afecta a más de 35 millones de personas en todo el mundo y generalmente ocurre en adultos mayores.

Los estudios sugieren que el estrés oxidativo y la inflamación cerca del cerebro, la columna vertebral y los nervios pueden aumentar el riesgo de demencia. En este sentido, la vitamina C es un fuerte antioxidante, y su bajo nivel se ha relacionado con una capacidad limitada para pensar y recordar. Además, varios estudios han demostrado que las personas con demencia pueden tener niveles más bajos de vitamina C en la sangre.

Se ha señalado que la ingesta elevada a partir de alimentos o suplementos tiene un efecto protector sobre el pensamiento y la memoria con la edad. Por lo tanto, un suplemento de vitamina C es capaz de ayudar en condiciones como la demencia si no obtienes suficiente vitamina C de la dieta. Sin embargo, se necesitarían más estudios basados en personas para comprender el impacto de este suplemento en la salud del sistema nervioso.

La vitamina C podría ayudar a prevenir la demencia