Consejos para aliviar los dolores lumbares de la bicicleta

0
309
Bicicleta estática

Para los principiantes del ciclismo y del spinning, si no saben cómo entrenarse correctamente con el fin de progresar, hoy ofrecemos una serie de consejos prácticos, especialmente para evitar los dolores lumbares o reducirlos al máximo.

Si hacer spinning puede parecer muy sencillo en un primer momento, ciertos factores fundamentales son a tener en cuenta, incluso antes de comenzar una preparación estructurada: regulación de la bicicleta, equipamiento, test de evaluación, etcétera. Veamos la mejor forma de poder entrenarse serenamente y con total seguridad.

El spinning para el deporte es una excelente forma de mantenerse en forma, pero puede provocar dolor de espalda. El dolor dorsal o la incomodidad en la bicicleta suelen ser el resultado de varios factores: mala postura, bicicleta mal ajustada, o de tamaño inadecuado. Como para cualquier otra actividad física, la bicicleta exige una cierta puesta en forma y adaptación. Si se comienza a practicar spinning, conviene informarse bien antes de lanzarse a esta actividad deportiva.

Antes de cualquier otra cosa, si se siente dolor en la espalda de forma recurrente o persistente cuando se pedalea o después, conviene acudir a un médico para que evalúe el daño posible. Existen también algunos ajustes simples que se pueden realizar para pedalear con total confort, prevenir los daños o evitar que se agrave un daño anterior. A veces, basta con regular el sillín o corregir la postura corporal encima de la bicicleta.

Bicicleta estática

Tabla de Contenidos

Avanzar progresivamente

Si os entrenáis para realizar una carrera o simplemente para mejorar vuestro estado físico, no conviene pasarse de la raya. En largos recorridos, conviene realizar pausas según las necesidades, hidratarse bien, y realizar algunos estiramientos o movimientos.

La bicicleta correcta

Existen bicicletas para todo tipo de ciclistas. Siempre conviene comprar aquella que mejor se adapte a cada necesidad. Para ello, hay que tomar en cuenta dónde se realiza la actividad física, en qué tipo de terreno, sobre qué distancia, si se prioriza el confort o la velocidad, etc. Cuando se compra una bicicleta de spinning, conviene siempre que se adapte justamente a vuestro tamaño físico y corporal.

La altura del sillín permite definir el movimiento real que va a recorrer el pie que se encuentra sobre el pedal. De esta circunferencia ovoide y de la orientación del pie dependen las fuerzas aplicadas sobre el pedal.

La postura

Cuando se pedalea, hay que mantener la columna en posición neutra. Se trata de inclinarse a nivel de las caderas y evitar curvar la espalda. Si es posible, se deben evitar los movimientos excesivos de la parte superior del cuerpo y utilizar la espalda como un pivote.

Musculación del tronco

Los músculos abdominales y dorsales bien entrenados favorecen la sujeción de la parte superior del cuerpo en la bicicleta y minimizan el balanceo excesivo. El quiropráctico puede aconsejar ejercicios definidos que contribuyan a reforzar el tronco y ejercicios más generales de puesta en forma.

Los estiramientos

A pesar de que los estiramientos no aportan hoy en día tantos beneficios como se les atribuía hace 20 años, hay una cosa clara, estirarse permite ganar en flexibilidad y en movilidad articular. Realizados tras un entrenamiento de spinning, permiten liberar las tensiones musculares, y relajarse.