La importancia de asir bien mancuernas y barras

0
216

Al entrenar  muchas veces se sufren lesiones debido a que o se hacen mal los movimientos de un ejercicio o no se utilizan adecuadamente aparatos y accesorios.
Abrirse la muñeca es un problema que surge cuando se fuerza demasiado esa parte del brazo, incluso se llega a lastimar la muñeca al asir mal tanto las mancuernas como las barras. Malos hábitos al agarrar las barras que se utilizan  para entrenar pueden causar graves problemas, ya que el agarre es la forma más importante para una correcta realización de los ejercicios en el momento de entrenar.
Muchos personas tienen tendencia a utilizar la muñeca como un motor en los ejercicios que se llevan a cabo, pero la debilidad que posee la muñeca hace que si se centra todo el empuje en ella se pierde la fuerza y apenas si se logra elevar el peso.
La importancia de asir bien mancuernas y barras 1Con el fin de evitar esto simplemente se deben realizar algunas cosas que ayudarán a mejorar ampliamente el agarre y así se conseguirá desviar el empuje del ejercicio al antebrazo, que es lo que importa, ya que así se trasformará en un mejor apoyo y también, se evitará correr riesgos innecesarios de lesiones al realizar cualquier tipo de ejercicio.
Por ello,  para proteger la muñeca a la hora de realizar un entrenamiento es importante tener en cuenta como es la forma correcta de agarrar de manera adecuada tanto las barras como las mancuernas, teniendo en cuenta también, los diferentes tipos de agarres. De esa forma se logra una buena ejercitación sin dolor ni lesiones.
Es importante quitarse la costumbre de tomar la barra como si se tratara de un asa, o sea no agarrarla con los cinco dedos. La manera correcta a la hora de ejercitarse es colocar el pulgar pegado al dedo índice, para que éste no agarre la barra, pues ésta deberá quedar siempre apoyada sobre la palma de la mano, así todo el empuje se concentrará en el antebrazo y no en la muñeca, que es lo que causa dolor y muchas veces lesiones.
Es muy simple, sólo se debe agarrar la barra con los cuatro dedos restantes para que no se caiga, no utilizando el pulgar ya que la mano no debe convertirse en el sitio donde se concentra la tensión del ejercicio.
Teniendo esto en cuenta con respecto a las barras se mejorará mucho el entrenamiento, además agarrarlas de esta forma colabora para lograr elevar más el peso pues se incluye mayor potencia a través del antebrazo.
En el caso de las mancuernas lo primero a considerar es elegir el peso adecuado para realizar la rutina, ya que una muy pesada traería problemas de postura. Luego el tomarlas correctamente significa, utilizar los cuatro dedos que serán abrazados por el pulgar y la muñeca deberá estar en una posición tal que quede ligeramente «uebrada»  hacia adentro, con esto se logra direccionar la energía hacia los músculos flexores.
Como se ha podido ver, no es algo tan complicado asir tanto las barras como las mancuernas de forma correcta, el hacer debidamente no sólo evitará dolor y lesiones sino que optimizará el ejercicio.