Lesiones en el gimnasio

Lesiones en el gimnasio

Las lesiones en el gimnasio es un tema que preocupa a la mayoría de los practicantes de musculación. Apostaría que te estimula el tremendo reto del press de banca o una serie de sentadilla. ¿Estoy en lo cierto? Primero, dos discos de 20 kilos en la barra; más tarde, cuatro; después, incluso más. Sudar bajo la barra las repeticiones finales llega a ser una situación «de vida o muerte», con sólo un ganador; tu o el peso.

Pero hay un problema, una posible lesión. Todas estas duras tareas empujan a tu cuerpo al límite. Al final del día hay siempre un peso mayor, capaz de demoler tus articulaciones, romper tus tendones, o desgarrar tus músculos en dos.

Nadie es inmune a las lesiones y ningún cuerpo es indestructible. Ésta es la cuestión: nunca subestimes la posibilidad de lesionarte. La frase «sin dolor, no hay ganancias» forma parte de la Biblia de los culturistas, pero no está en ninguno de los 10 mandamientos de la prevención de lesiones.

De todos los peligros potenciales que obstaculizan el progreso del desarrollo muscular, la lesión es la que más en riesgo pone todo el trabajo.

Debido a esto, el doloroso peligro de la lesión requiere una atención especial. La mayoría de ellas pueden evitarse o tratarse si se siguen los pasos correctos.

El primero es no ignorar el problema. Como cualquier otra máquina, el cuerpo exige cuidados y atenciones.

Ultimas Entradas